miércoles, 5 de septiembre de 2018

La educación positiva

Posted by Emmanuel Urias on septiembre 05, 2018 with No comments

La educación positiva: educar con respeto y empatía

 

La educación ha ido evolucionando a través de las generaciones, la educación punitiva que nuestros abuelos le dieron a nuestros padres, parecía funcionar, pero estaba basada en el autoritarismo, donde los padres ejercían su autoridad sin dar explicación alguna y sin dejar pensar el qué estaba mal, los niños respondían por miedo al castigo más que por una convicción. Nuestros padres que eran niños, crecieron y se convirtieron en padres, y con eso llegó una nueva educación, cansados del autoritarismo de sus padres, cayeron en ser permisivos, no regañar al niño, darle todo lo que pidiera y el resultado fue los jóvenes de ahora. Estamos ahora en el cambio de modelo, donde se busca el justo medio, es decir, educar con amor, con empatía, con respeto, pero también con firmeza y autoridad. Es por eso que surge la educación positiva.

La educación positiva es una propuesta pedagógica que busca orientar la formación de niños y jóvenes no solo en las áreas tradicionales, como el lenguaje, las ciencias y las matemáticas, sino en competencias que desarrollan mejores personas, que contribuyen al desarrollo de sus comunidades. Según esta pedagogía, el carácter de las personas es algo que se desarrolla y no algo con lo que se nace.

Educar a los niños no siempre es una tarea sencilla, sobre todo cuando queremos inculcar disciplina, ya que los padres y maestros tenemos varias formas de hacerlo. La educación positiva se apoya en una fórmula novedosa que esta basada en la colaboración, el respeto y la confianza. Educar con educación positiva viene como alternativa a la educación punitiva y la educación permisiva, tipos de educación que veremos más adelante.

Antes de entrar en materia es importante hacernos la siguiente reflexión
Es normal que los padres del exijan a sus hijos excelencia académica, pero ¿Qué tanto se les exige ser buenas personas?

Ya vimos que la educación positiva se basa en el respeto mutuo, pero ¿que es lo que realmente propone? ¿Porqué es novedosa?

La educación positiva propone a los padres y maestros enfocarse en felicitar, reconocer, motivar, verbalizar lo positivo que hacen los niños en el día a día en lugar de basarse en lo negativo generando así esquemas mentales de seguridad y afecto que los beneficiarán en sus relaciones más adelante.

Tipos de educación

 

La disciplina punitiva

Es un estilo de disciplina basada en el castigo y la imposición que no tiene en cuenta las necesidades del niño y basa su efectividad en el miedo. El niño actúa por temor al castigo, pero no comprende que hizo mal y no desarrolla un criterio propio. La disciplina punitiva puede tener efectos negativos en la autoestima, además de provocarle resentimientos, rebeldía y deseos de venganza. 

Esta educación se puede identificar como la que nuestros abuelos dieron a nuestros padres.

La disciplina permisiva

Tratando de evitar el estilo anterior y para evitar el autoritarismo se puede caer en el error de seguir otra tendencia que se caracteriza por una excesiva permisividad o una ausencia de disciplina. En este caso el niño hace lo que quiere y los mayores se lo permiten; no respeta a los adultos que le tienen a su cargo, y tampoco aprende a respetar a otras personas. Las consecuencias negativas de la ausencia de disciplina también son muchas y muy peligrosas: baja autoestima, poca tolerancia a la frustración, dependencia emocional, falta de motivación, y poca capacidad de esfuerzo, ausencia de empatía, entre muchas más. 

Esta educación se puede identificar con la que, nuestros padres, hartos del autoritarismo de sus padres, quieren educar a los hijos de una manera más laxa y así nos educaron a nosotros.

La disciplina positiva

Es la alternativa más efectiva, entendida como un recurso para el desarrollo infantil sano, que procura la felicidad y el bienestar de los menores, y a través del cual los niños aprenden a ser autónomos y responsables. Se basa en el respeto mutuo –respeto al hijo y a los padres y otras personas cercanas (maestros, abuelos, hermanos mayores…)–, e implica al niño, sin imponer, pero aportando reglas y normas comunes. Es un tipo de disciplina que se aleja tanto del control extremo y la excesiva autoridad, como de la permisividad, y que se basa en la colaboración, el respeto y el afecto. 

Esta educación es la que nosotros queremos dar a nuestros hijos en la medio del autoritarismo y de la falta de disciplina.

Educar aplicando la educación positiva implica:

  • Ir mas allá de castigar por la mala conducta
  • Involucrarse para enseñar a los niños o estudiantes a identificar sus conductas, desarrollar en ellos la habilidad de la resolución de problemas.
  • Desarrollar la autodisciplina, enseñarles a cooperar y ser responsables.
Recomendaciones para aplicar la educación positiva


  • Creer en sí mismos. El niño ve el mundo desde el lente de sus padres. Si el padre es pesimista, el niño seguirá esa conducta. El propio bienestar y florecimiento de los padres guía la niño.
  • Potencializar las fortalezas. Vivimos en una sociedad en la que es escaso el refuerzo positivo. Por ejemplo, cuando a un niño le está yendo mal en una sola materia, pero en las demás le está yendo bien. Entonces, los padres generalmente buscan refuerzos para lo que va mal. Y lo ideal es identificar qué está haciendo bien y maximizarlo y fortalecerlo. Estamos enfocados en lo malo y no en lo bueno.
  • Concordancia con la escuela. Los valores familiares deben estar acordes con los de la escuela. Por ejemplo, en un partido de fútbol del colegio, el entrenador les dice a los niños que jueguen limpio, pero desde las gradas uno de los padres le dice a su hijo que empuje a los otros. Si esa dicotomía se presenta, la trasmisión de valores no será consistente.
  • Cada niño es único y tiene su propio ritmo de desarrollo.
  • Evitar comparar con hermanos u otros niños.
  • Expresar abiertamente el afecto que sentimos, hacer sentir querida a la otra persona, no dar por hecho que ya lo sabe.
  • Dar mensajes claro, concisos y dejar claro que es lo adecuado e inadecuado de su comportamiento.
  • Escuchar al niño cuando nos hable, para que ellos nos escuchen a nosotros, dejar de hacer lo que estás haciendo, mirándolo a los ojos, agacharse o sentarse a su lado, mostrar interés por él y por lo que te está diciendo
Hasta aquí el post de la educación positiva, espero haya sido de su utilidad, espero compartan, comenten, den +1 o clic en algún anuncio que les interese

 

Referencias

Educar con disciplina positiva

Educar a los niños no siempre es una tarea sencilla, sobre todo cuando queremos inculcar disciplina, ya que los padres tenemos varias formas de hacerlo. La disciplina positiva se apoya en una fórmula novedosa que está basada en la colaboración, el respeto y la confianza. Educar con disciplina positiva surge como alternativa efectiva a la tradicional disciplina punitiva, por un lado, y al permisivismo, por otro.

Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-educar-disciplina-positiva-20141209103202.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.
Educar con disciplina positiva

Educar a los niños no siempre es una tarea sencilla, sobre todo cuando queremos inculcar disciplina, ya que los padres tenemos varias formas de hacerlo. La disciplina positiva se apoya en una fórmula novedosa que está basada en la colaboración, el respeto y la confianza. Educar con disciplina positiva surge como alternativa efectiva a la tradicional disciplina punitiva, por un lado, y al permisivismo, por otro.

Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-educar-disciplina-positiva-20141209103202.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.
Educar con disciplina positiva

Educar a los niños no siempre es una tarea sencilla, sobre todo cuando queremos inculcar disciplina, ya que los padres tenemos varias formas de hacerlo. La disciplina positiva se apoya en una fórmula novedosa que está basada en la colaboración, el respeto y la confianza. Educar con disciplina positiva surge como alternativa efectiva a la tradicional disciplina punitiva, por un lado, y al permisivismo, por otro.

Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-educar-disciplina-positiva-20141209103202.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.