martes, 6 de junio de 2017

El dogmatismo

Posted by Emmanuel Urias on junio 06, 2017 with No comments
Buenas noches, hoy hablaremos del dogmatismo, una palabra, que hemos escuchado, pero no todos saben lo que significa, pues hoy vamos a aclarar esa duda. Existen cinco posibles soluciones al problema del conocimiento, hoy iniciamos con el dogmatismo, les dejo el índice de los demás. Espero que el post sea de utilidad.

¿Qué es el dogmatismo?

Entendemos por dogmatismo una posición epistemológica para la cual no existe el problema del conocimiento. El dogmatismo establece como un supuesto tanto la posibilidad como la realidad del contacto entre el sujeto y el objeto. En esta posición, es comprensible que el sujeto, esto es, la conciencia cognoscente, aprehende su objeto, sustentando esta opinión en una razón humana no alterada por la duda.
Dogmatismo

El hecho de que el conocimiento no sea un problema para el dogmatismo, se apoya en una noción deficiente de la esencia del conocimiento. La relación entre el sujeto y el objeto puede no parecer problematizante si no se entiende que el conocimiento es en sí mismo un fenómeno de relación, y esto es lo que sucede al dogmático, quien no distingue que el conocimiento surge del enlace entre el sujeto y el objeto, imagina que los objetos de conocimiento pasan a nosotros de manera absoluta, sin entender que esto es causado por la mera función intermediaria del conocimiento. El dogmático no atiende a esta función; esto pasa, no solamente en el terreno de la percepción, sino también en el del pensamiento. Según la concepción del dogmatismo, los objetos de la percepción y los del pensamiento son captados de la misma manera: directamente en su corporeidad. En el primer caso, se desatiende a la percepción misma, por la cual únicamente se nos dan determinados objetos; en el segundo caso, lo que se olvida es la función del pensamiento. Lo mismo sucede al considerar el conocimiento de los valores; para el dogmático, los valores son pura o simplemente existentes. El hecho de que los valores suponen una conciencia valorante es tan ajeno al dogmático como el hecho de que los objetos de conocimiento implican una conciencia cognoscente; en ambos casos se descuida tanto al sujeto como a su función.


De lo anterior se desprende que puede hablarse de dogmatismo teórico, ético y religioso. La primera forma de dogmatismo se refiere al dogmatismo teórico, las otras dos al conocimiento de los valores. En el dogmatismo ético se trata del conocimiento moral, en el religioso, del conocimiento religioso.

Como una actitud normal en el hombre ingenuo, el dogmatismo es la posición primera y más antigua, tanto en un sentido psicológico como histórico. En el proceso de formación de la filosofía griega, este punto de vista prepondera de un modo casi general. Entre los presocráticos no son usuales la reflexiones epistemológicas; sistemas de pensamiento como los de los jonios, eleáticos, Heráclito o los pitagóricos, se encuentran todavía animados por una confianza ingenua en la capacidad de la razón humana y vuelcan toda su atención hacia el ser en sí mismo, hacia la naturaleza, sin percibir al conocimiento como un problema. El conocimiento como un problema se plantea hasta los sofistas, quienes por primera vez atienden a la relación entre sujeto y objeto, haciendo que el dogmatismo, en un sentido estricto, desapareciera para siempre de la filosofía; desde entonces encontramos en todos los filósofos reflexiones epistemológicas en diferentes perspectivas. Es verdad que Kant creyó prudente aplicar la denominación de "dogmatismo" a los sistemas metafísicos del siglo XVII (Descartes, Leibnitz, Wolff); pero en él, éste término tiene un significado restringido, como se ve en su definición del dogmatismo en la Crítica de la Razón Pura: "El dogmatismo es la conducta dogmática de la razón pura, sin que suceda la crítica de su propio poder". Así, el dogmatismo es para Kant una posición que se cultiva en la metafísica sin que se examine previamente la capacidad de la razón humana para este cultivo. En este sentido, los sistemas prekantianos en la filosofía moderna, son, en efecto, dogmáticos; lo que no significa que carezcan de toda reflexión epistemológica o que aún no se presente en ellos el problema del conocimiento, lo que se prueba en las discusiones entre Descartes y Leibnitz; por tanto no puede hablarse de un dogmatismo general y fundamental, sino de uno especial; no se trata de un dogmatismo lógico, sino metafísico.

Fuente: J. Hessen (Teoría del conocimiento)
Teoría del Conocimiento J. Hessen

0 comentarios:

Publicar un comentario