miércoles, 23 de noviembre de 2016

Filosofía vs Ciencia

Posted by Emmanuel Urias on noviembre 23, 2016 with No comments
La diferencia entre la filosofía y la ciencia; se dice que la filosofía es la madre de todas las ciencias, sin embargo, hoy en día no se le toma la importancia a la filosofía. La ciencia estudia el mundo sensible, lo experimentable, lo comprobable, mientras que la filosofía se queda en el plano inteligible, en lo que Aristóteles llamaría acto y potencia. Pero veamos más a detalle estas claras diferencias y podemos responder, desde nuestra propia opinión, si son rivales o complementos

Con el concepto de filosofía ya explicado en el capítulo anterior, podemos dar ahora una idea , más clara de ella si la comparamos con el saber científico tal como actualmente se entiende, es decir, con las ciencias experimentales, haremos una comparación de las soluciones que dan ambos niveles del saber frente a un mismo tema a elucidar, por ejemplo, frente al hombre, frente al mundo, al número, a la conducta humana o frente a la belleza.

  
Diferencia entre causas próximas y causas últimas. – La filosofía estudia causas últimas (o supremas), mientras que las ciencias experimentales estudian causas próximas. Por ejemplo, al estudiar el movimiento, la física capta el tema por medio de la las fuerzas, roces, pesos y equilibrios, que afectan a los cuerpos. Éstas son las causas próximas y se distinguen porque permanecen siempre en el plano de lo sensible y de lo experimentable. En cambio, la filosofía examina los dos principios que explican todo devenir en su forma esencial, a saber, el acto y la potencia. Estas son causas supremas, y ya no permanecen en el nivel sensible; solo se captan en el nivel inteligible.

En otras palabras, el filósofo trata de llegar hasta la esencia del objeto estudiado y su explicación en sentido vertical, pues abandona el nivel sensible y experimental. En cambio, el científico elabora explicaciones en sentido horizontal, dentro del nivel experimentable. La diferencia fundamental de ambos tipos a saber reside, pues, en su diferente objeto formal.
  
La totalidad y parcialidad del objeto material. – Solamente la filosofía pretende abarcar la totalidad de las cosas; su objeto material es el más amplio que puede darse. En cambio, las demás ciencias son particulares, es decir, estudian una parte o sector determinado, entre todos los entes. A este respecto, aun cuando la filosofía estudia las mismas cosas que tratan las demás ciencias, no se confunden filosofía y ciencia, porque el objeto formal es diferente en cada una.
  
Método experimental y método racional. – Las ciencias experimentales subrayan la necesidad de la experiencia sensible, y así es en efecto, pues las leyes de la naturaleza no se deducen de ciertos principios, sino que tienen que observarse de un modo sensible, aun utilizando la experimentación.

Por su parte la filosofía, aun cuando no puede prescindir de la experiencia sensible, insiste en el método racional y en el uso del entendimiento, gracias al cual, es posible captar las esencias, los primeros principios y las causas supremas que fundamentan al universo.

Diferencia entre episteme y Sofía. – Otro modo de captar las diferencias entre los dos tipos de saber, está en lo que Aristóteles llamó episteme y Sofía.

Episteme es la ciencia, pero entendida, no como un conjunto de verdades, sino como un hábito intelectual demostrativo. El sujeto que posee esta cualidad, tiene facilidad para demostrar con rigor y exactitud sus afirmaciones, puede fundamentar sus tesis, o sea, da las causas de lo que sostiene.

Por su parte Sofía es la sabiduría que ama el filósofo y consiste en una conjunción de episteme y nous. La filosofía, por tanto, incluye también la episteme o hábito demostrativo, pero añade algo más: el nous.

Nous es el hábito intuitivo de los primeros principios; es la cualidad mental (virtud intelectual, dice Aristóteles) por la cual un sujeto tiene la facilidad para remontarse de un modo intuitivo hasta los primeros principios que sirven de base a toda demostración.

Por lo tanto, Sofía, en cuanto contiene episteme, participa del rigor científico, y en cuanto contiene nous, profundiza hasta los primeros principios. He aquí la semejanza y diferencia entre ciencia y filosofía. El filósofo es, pues, un científico que profundiza hasta las causas y primeros principios. 

Los grados de abstracción. – Aristóteles y Sto. Tomás de Aquino explicaron la triple graduación de la abstracción formal.

Diferencia entre ciencia y filosofía
En el primer grado que corresponde a la Física, se prescinde de la materia individual, y se estudia al ente móvil.

En el segundo grado se prescinde de la materia sensible, y se estudia al ente. En este nivel está la Matemática.

Por fin en el tercer grado, se prescinde de la materia, y se estudia al ente, en cuanto tal, en el más amplio horizonte posible, que se llama trascendental, y que abarca a todo cuanto existe. Este tercer grado de abstracción formal es el que corresponde a la Metafísica, núcleo de toda la filosofía.

En consecuencia, las ciencias particulares pertenecen a un nivel categorial (particularizado), y solamente la Metafísica se remonta al nivel trascendental (completamente universal).

La filosofía, ciencia rectora de las demás. – Como consecuencia de todo lo anterior, podemos ahora sentar que la Filosofía, desde el momento en que va hasta los primeros principios, es una ciencia rectora; y esto por dos razones.

La filosofía rige a todas las demás ciencias, porque fundamenta los principios de ellas. En el momento en que un científico analiza los principios de su propia ciencia, ipso facto, está haciendo filosofía. Por ejemplo: las Matemáticas se ocupan de las relaciones entre cantidades; pero en el momento en que un matemático revisa y critica las bases de su certeza y los principios que le sirven para fundamentar sus raciocinios, traspasa el límite de su campo y toca el de la Lógica o de la Teoría del Conocimiento, que son ramas típicas de la filosofía. Justamente es lo que ha sucedido en los siglos XIX y XX, cuando los matemáticos lograron aclarar tesis que ahora se contienen en la rama llamada lógica matemática, y que debe entenderse, como una ampliación de la Lógica aristotélica.

Por otro lado, la filosofía también es una ciencia rectora, porque da normas que rigen la conducta humana, basándose en el análisis de la naturaleza del hombre y de sus exigencias, con lo cual deriva las líneas generales de una existencia auténticamente humana.
  
Las soluciones de la cosmología y de la física. – La primera es una ciencia filosófica, y la segunda es una ciencia experimental. Las dos tratan de los entes materiales, en cuanto móviles. Pero la cosmología estudia la esencia, la estructura primaria de los cuerpos, y es cómo surge la teoría de la materia y la forma (hilemorfismo), que explica los coprincipios fundamentales en la esencia del cambio, del espacio, del tiempo, etc.

Por su parte, la ciencia física, con sus experimentos, logra penetrar las causas horizontales de los fenómenos estudiados en la materia. Así por ejemplo, estudia el calor como causa de la dilatación de los metales, la ley de la relación entre la presión, el volumen y la temperatura de los gases, etc.
La psicología racional y la psicología experimental. – La primera es una ciencia filosófica, y estudia el tema del alma, de sus facultades (inteligencia y voluntad), la inmortalidad, la espiritualidad, la libertad, la persona. En cambio, la psicología experimental estudia preferentemente los fenómenos observables y sus explicaciones, en sentido horizontal; por ejemplo, el estímulo, y la reacción correspondiente. Utiliza “test”, estadísticas, experimentos hechos en gran número de personas. Así es como han surgido leyes, como la de Weber (que relaciona sensación y estímulo), y también interesante estudio sobre el inconsciente, a partir de Freud. 

La ética en relación con el derecho. – También se puede establecer un paralelismo entre la ética y el derecho. La primera estudia racionalmente el plano del deber ser, lo que exigible de acuerdo con la naturaleza humana. Su fruto está en las normas naturales, llamadas así porque están inscritas en la misma naturaleza humana, como exigencias propias de su estructura esencial; no son creaciones o inventos del hombre. El Derecho también estudia el plano de lo normativo, solo que se refiere a las normas positivas, las que el hombre inventa para complementar y concretar las normas naturales.

Para fundamentar las normas éticas, es preciso recurrir al estudio ontológico de la naturaleza humana y de la recta razón. Para fundamentar las normas positivas del Derecho, hay que conocer empíricamente la situación real de la sociedad, y sus necesidades concretas. Por supuesto, hay que utilizar también la ética, cuyas normas han de concretarse.
Otras ciencias paralelas. – Por último, se puede mencionar otras ramas de la filosofía que tienen su correspondiente paralelismo en alguna ciencia experimental. Por ejemplo: la filosofía de las matemáticas estudia la esencia de las cantidades, los fundamentos de su certeza, etc., mientras que la matemática estudia las relaciones entre cantidades.

La estética filosófica trata el tema de la esencia del arte y de la belleza. Su modo es racional. En cambio, una científico-experimental trataría los mismos temas, pero en el plano de lo experimentable; sus métodos estarían hechos a base de “test”, estadísticas, observaciones en la historia y civilización actual.
  
Las ramas de la filosofía. – La enorme variedad de seres en el universo, ha originado una división de la filosofía en diferentes ramas. Las más importantes son las siguientes:
  
  1. La Lógica. Estudia las características del conocimiento correcto. La correacción de un pensamiento es su coherencia interna, la armonización y la adecuación de sus diferentes partes entre sí.
  2. La Ética. Es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana desde el punto de vista de su bondad o maldad. Esta rama ha sido, quizá, la más conocida y comentada a lo largo de los siglos.
  3. Antropología Filosófica. Estudia a ser humano desde sus características esenciales. Sus temas fundamentales son: la persona humana, la conciencia, la libertad, los valores y la trascendencia humana.
  4. La Teoría del Conocimiento. Estudia el tema de la verdad, es decir, la adecuación de un pensamiento con respecto a la realidad. Todos los autores se han referido a ese enigma humano que consiste en la diferente apreciación de la verdad de las cosas. Cada persona tiene su propia interpretación de la realidad. Esta materia intenta proporcionar las pistas que nos conduzcan a la verdad
  5. La estética. Estudia la ciencia de la belleza y el arte. Entre sus temas más importantes se encuentran el estudio de la creatividad humana y de la experiencia estética, así como los diferentes géneros de las bellas artes.
  6. La Metafísica. Es el estudio del ser en cuanto ser. Es, quizá, es estudio más propio y profundo que ha emprendido la filosofía. El ser es el constitutivo fundamental de todas las cosas (entes), lo que les da inteligibilidad y estructura. En el estudio de la Metafísica es donde adquiere la filosofía su máximo nivel y valor.
  7. La Teodicea o Teología Natural (considerada como una parte de la Metafísica). Es el estudio de la esencia y la existencia de Dios. Debe distinguirse claramente con respecto a la religión y a la teología. La primera no es una ciencia, sino la institución que intenta la unión del hombre con Dios. La segunda si es una ciencia, pero su fundamento principal está en la revelación y la fe. La filosofía, en la rama que se llama Teodicea, intenta la investigación de Dios, pero sin tomar en cuenta (y sin rechazar o devalorar) los datos de la revelación, como puede ser la Biblia.
  8. Existen varias ramas de la filosofía que se aplican al estudio de temas tratados ya por otras disciplinas. Así es como podemos mencionar la filosofía de las Ciencias, la filosofía del lenguaje, de la historia. No siempre es fácil delimitar el campo de la filosofía y de la ciencia cuando se refieren a un mismo asunto. En general, la filosofía toca aspectos esenciales, mientras que las demás ciencias se refieren a aspectos mensurables y estadísticos, fenómenos externos o estructuras empíricamente observables.
Hasta aquí el post queridos lectores, espero compartan, comenten, den +1 o clic a algún anuncio que les interese.

Saludos
Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario