viernes, 11 de mayo de 2018

El credencialismo en México

Posted by Emmanuel Urias on mayo 11, 2018 with No comments
El credencialismo en México, existe la teoría (porque solo se queda ahí), que para ganar bien, hay que estudiar. ¿Es esto cierto?. Algunas personas dirán que sí, otros que no, en México podríamos afirmar que esto es un mito, pero cada quien tendrá su propia opinión, esto ya fue estudiado por Randall Collins, y en este post, se tendrá una idea más clara.



El credencialismo en México, es esa teoría que nos han vendido de que para ganar bien, hay que estudiar, pero en México no siempre ocurre así, la demanda de educación a aumentado, por consiguiente la oferta, a finales de los 90's, ante la alta demanda y el déficit de espacio educativo, el gobierno decidió permitir que empresas educativas intervinieran en la educación, con ésto, la oferta se multiplicó, haciendo posible estudiar una carrera universitaria.

Con la aparición de cada vez más títulos universitarios, lejos de aumentar los salarios, los mismos se estancaron, pues, ahora las empresas podían tener acceso a alta oferta de mano de obra especializada, de modo que si, se tenía un título universitario, pero se competía con muchos candidatos que también lo tenían, dejando en una posición ventajosa a la empresa. Por otro lado, se obtenía un título universitario, pero se tenía nula experiencia en el área, por lo cual, también era difícil acceder a un salario competitivo, por su parte las empresas exigían experiencia, los egresados no la tenían, pero tampoco la podían obtener pues no se les daba trabajo.

Por otro lado, existe gente capacitada, con las credenciales suficientes, además de la experiencia, pero se topaban con el caso que, en el gobierno por ejemplo, no se dan los puestos a los mejores capacitados, sino a los que tienen algún contacto, o lo que se conoce como "palancas". En las empresas privadas, pasa algo similar, muchas veces se dan favoritismos sin tomar en cuenta las credenciales.

Marco teórico

La Teoría Credencialista o Credencialismo desarrollada por el sociólogo Randall Collins (1979) es una de las que tiene mayor influencia en la actualidad. Para Collins las credenciales educativas se convierten en un factor destacado para justificar el acceso a las posiciones sociales privilegiadas, considera que junto al trabajo productivo existe el trabajo político, que consiste en la formación de alianzas sociales para influir en la percepción de determinados empleos. La escuela como institución, otorga credenciales para acceder a los puestos de trabajo mejor valorados y mejor pagados independientemente del conocimiento adquirido.

Los teóricos credencialistas señalan que los empleos más cotizados se encuentran dentro del grupo de graduados o profesionales especializados, certificados en un determinado nivel de estudios (Collins, 1979). Junto a los estudios sobre el Capital Humano tendríamos que abordar el Capital Social, desarrollado por Bourdieu (1986), según el conjunto de redes sociales son fundamentales para acceder a los mejores puestos del mercado de trabajo.

Propuestas fundamentales

La función productiva de la educación puede sintetizarse en las siguientes propuestas:
  • Los requisitos escolares del trabajo en la sociedad industrial se incrementan constantemente debido a los cambios tecnológicos. Dentro de ella podemos identificar dos procesos:
    • El porcentaje de trabajos que requieren destrezas escasas disminuye.
    • Los mismos trabajos requieren actualmente mayores destrezas
  • La educación formal proporciona la formación necesaria tanto en destrezas específicas como en las capacidades generales para los trabajos más cualificados.
  • Los requisitos educativos de los empleos constantemente se incrementan y una proporción cada vez mayor de personas han de pasar más tiempo en la escuela.

Tipologías

Se pueden identificar dos tipos de credencialismo, el credencialismo fuerte, vinculado a Collins (1979) y el credencialismo débil, vinculado a Lester Thurow (1986).
  1. El credencialismo fuerte de Collins (1979) afirma que el aumento de la sociedad titulada evitará que la formación académica afecte a los salarios viéndose la relación entre ganancias y titulaciones afectada por la oferta excesiva.
  2. El credencialismo débil de Thurow (1986), por su parte, sostiene que las calificaciones educativas se utilizan como método de selección en los ámbitos laborales, lo que implica que los empleados sean seleccionados basándose en aspectos relacionados con la personalidad en lugar de aspectos cognitivos tales como orígenes familiares, capacidad como estudiantes, etc. Por tanto, Thurow establece una crítica a la educación como un instrumento para disminuir las desigualdades económicas.

La actualidad desde el credencialismo

En la actualidad, el periodo de escolarización es más largo, ya que se interpreta la formación inicial como una base para las capacidades de autoconstrucción personal. Además, la educación a lo largo de la vida ha pasado a ser, para un grueso importante de empleos, una necesidad de primer orden, en la que los empleados tienen la obligación de renovarse constantemente pues además es muy probable que cambien de empleo varias veces en su vida.

No obstante, esta situación provoca una sobreoferta de titulados, desencadenándose una inflación de credenciales que devalúa los diplomas y aumenta la competencia por los puestos de trabajo, quedando entonces las empresas en posición con la ventaja de realizar una selección más estricta, ya que, si bien los títulos son un requisito general y necesario, siguen siendo insuficientes para el acceso a puestos de trabajo cualificados. estas tendencias del nuevo mercado están creando nuevas formas de exclusión social en las clases medias.

Credencialismo fuerte

Collins considera que junto al trabajo productivo (el implicado en la producción de bienes y servicios) existe el trabajo político. El trabajo político consiste en la formación de alianzas sociales para influir en la percepción que los demás tengan de determinados empleos. La distinción entre trabajo productivo y trabajo político es fundamental para poder comprender cómo se configuran las organizaciones.  Las escuelas se convierten en instituciones donde uno aprende a convertirse en un consumidor. Al tiempo que la escuela enseña a leer, enseña que es mejor hacerlo con un maestro. 


Caplan indicaba que el modo más sencillo de crear un monopolio es inventar un lenguaje y unos procedimientos que resulten ininteligibles para el lego (Que carece de experiencia o conocimientos en una determinada materia), es decir, se trata de provocar la ilusión de la complejidad. Caplan ponía el ejemplo del derecho. Si exceptuamos los casos que tienen que ver con lo criminal, en el resto, que es la mayoría, la abogacía es una profesión parasitaria. En la mayor parte de las consultas legales todo lo que hace un abogado es recabar los hechos y replantear la posición del cliente en términos de derechos y deberes legales de tal forma que los diversos aspectos del caso adquieran una configuración apropiada.

Credencialismo débil

Lester Thurow critica la idea de considerar la educación como el mejor instrumento para conseguir reducir las desigualdades económicas. Esta idea deriva de la creencia en la teoría económica sobre el mercado de trabajo. De acuerdo con esta teoría el mercado existe para equilibrar la demanda y la oferta de trabajo presentando a la competencia salarial como la fuerza impulsora del mercado de trabajo. Da por sentado que las personas acuden allí con un conjunto definido previo de cualificaciones y que luego compiten unas con otras sobre la base de los salarios. Esto significa que todo aumento del nivel educativo de los trabajadores con escasos ingresos tendrá tres efectos poderosos y beneficiosos: Primero, un programa educativo que transforma a una persona con escasa formación en una persona altamente cualificada, eleva su productividad y de ese modo sus ingresos. En segundo lugar, se reduce la oferta total de trabajadores con escasa formación, lo que conduce a su vez a un aumento de los salarios de estos. En tercer lugar, aumenta la oferta de mano de obra cualificada y ello reduce los salarios de la misma. El resultado de todo esto es que la productividad total aumenta (debido al incremento de la productividad de los obreros previamente sin formación), la distribución de los ingresos se hace más equitativa y cada individuo es recompensado de acuerdo a sus méritos.

En este caso el método de investigación empleado es principalmente estadístico y descriptivo, si bien hay que decir que Thurow es un reconocido economista norteamericano, por lo tanto experto en estadística y en modelos matemáticos de investigación. 

Conclusiones

El credencialismo, es algo que surge de una expectativa de que, a mayores títulos, mayor capacitación, sin embargo, no siempre es así, la demanda de educación ha aumentado, y hoy por hoy, miles tienen un título universitario y pelean por puestos que antes no requerían a un licenciado, sin embargo, a pesar de tener más preparación, dicha preparación no se ve reflejada en los sueldos, debido a la sobre oferta de titulados, podemos ver también a muchos titulados que no tienen experiencia alguna en sus profesiones, y los vemos competir y perder con alguien que no tiene título, pero si experiencia, en este caso el credencialismo sería falso, pero también existe el otro lado, el lado por ejemplo en el gobierno, que con tener “palancas” se puede acceder a un cargo público con solo tener el papel y no estar para nada capacitado, hoy en día, el credencialismo sigue siendo válido, pero únicamente en posgrado, para poder realmente destacar y tener mejores remuneraciones. En mi conclusión, puedo decir que el credencialismo es válido, existe, pero no es determinante a la hora de conseguir un buen empleo, pues muchas veces las relaciones que tenemos suelen ser suficientes e incluso, más útiles que nuestras credenciales.

Hasta aquí el post, espero haya sido de su interes, espero compartan, comenten, den +1 o clic a algún anuncio que les interese

Referencias

0 comments:

Publicar un comentario