viernes, 6 de abril de 2018

Etapa preoperacional de Jean Piaget (2-7 años)

Posted by Emmanuel Urias on abril 06, 2018 with No comments
Buenas tardes queridos lectores, en un post anterior les esribí sobre la primer etapa del desarrollo según Piaget, que era la etapa Sensorio-motriz, el día de hoy les escribiré sobre la segunda etapa: "Etapa preoperacional", esta etapa se caracteriza por el egocentrismo del niño, es decir, el niño cree que los objetos inanimados son igual que el, es decir que pueden ver, oir, sentir, o la creencia de que todos piensan igual que él, pero veamos de que trata esta etapa que va desde los 2 a los 7 años.

Etapa preoperacional


Comienza cuando se ha comprendido la permanencia de objeto, y se extiende desde los dos hasta los siete años.

Durante esta etapa, los niños aprenden cómo interactuar con su ambiente de una manera más compleja mediante el uso de palabras y de imágenes mentales. Esta etapa está marcada por el egocentrismo, o la creencia de que todas las personas ven el mundo de la misma manera que él o ella.

También creen que los objetos inanimados tienen las mismas percepciones que ellos, y pueden ver, sentir, escuchar, etc. Un segundo factor importante en esta etapa es la conservación de la cantidad, que es la capacidad para entender que la cantidad no cambia cuando la forma cambia. Es decir, si el agua contenida en un vaso corto y ancho se vierte en un vaso alto y fino, los niños en esta etapa creerán que el vaso más alto contiene más agua debido solamente a su altura.

Esto es debido a que se centran en sólo un aspecto del objeto, por ejemplo la altura, sin tener en cuenta otros aspectos como la anchura.

Otro logro importante de esta etapa la reversibilidad del pensamiento, es decir, poder realizar operaciones o pensamientos de forma inversa. Por ejemplo son capaces de resolver problemas como: “Si yo tengo un número de canicas en una caja y al añadir 3 obtengo 7 canicas ¿cuántas tenía inicialmente?”

Durante esta etapa, los niños comienzan a participar en el juego simbólico y aprenden a manipular los símbolos. Sin embargo, Piaget señaló que aún no entienden la lógica concreta.  El desarrollo del lenguaje es otras de sus características.

El pensamiento del niño durante este estadio es pre operacional. Esto significa que el niño aun es capaz de usar la lógica o transformar, combinar o separar ideas, al no entender la lógica concreta, los niños aun no son capaces de manipular la información mentalmente y de tomar el punto de vista de otras personas.

El desarrollo del niño consiste básicamente en construir experiencias acerca del mundo a través de la adaptación e ir avanzando hacia la etapa (concreta) en la cual puede utilizar el pensamiento lógico.

Al final de esta etapa los niños pueden representar mentalmente eventos y objetos (la función semiótica), y participar en el juego simbólico.

Los niños se vuelven cada vez más expertos en el uso de símbolos, como lo demuestra el aumento del juego y la simulación.

Por ejemplo, un niño es capaz de emplear un objeto para representar algo más, como pretender que una escoba es un caballo.

El juego de roles también es importante durante la etapa preoperacional. Los niños suelen desempeñar los papeles de “mamá”, “papá”, “médico” y muchos otros personajes.

Piaget dividió esta etapa en dos formas:

La primera, que va desde los dos a los cuatros años de edad, que comprende el lenguaje en la que se expresan los niños y forma parte de las distorsiones que este hace para satisfacer sus fantasías.

La segunda, que va desde los cuatro a los siete años, esta aparece en el pensamiento del niño, lo que hace que sus intuiciones y su forma de ver las cosas sean la verdad absoluta de lo que está percibiendo.

Características de la etapa preoperacional


  • Centración
Esta es la tendencia a concentrarse en un solo aspecto de un objeto o situación a la vez.  Cuando un niño es capaz de desplazar su atención en más de un aspecto de una situación al mismo tiempo es que ya ha alcanzado la capacidad de descentrarse.

Durante esta etapa los niños tienen dificultades para pensar en más de un aspecto de cualquier situación al mismo tiempo; además, tienen dificultades para descentrarse en situaciones sociales, a pesar que ya sean capaces de realizarlo en contextos no sociales.

  • Egocentrismo
El pensamiento y la comunicación de los niños son típicamente egocéntricos (es decir, gira sobre sí mismos). Egocentrismo se refiere a la incapacidad del niño para ver una situación desde el punto de vista de otra persona.


Según Piaget, el niño egocéntrico asume que otras personas ven, oyen y sienten exactamente lo mismo que él ve, oye y siente.

  • Juego
Al iniciar esta etapa a menudo se observa que los niños juegan en paralelo. Es decir que a menudo juegan en la misma habitación que otros niños, pero sin interactuar, o sea, juegan junto a otros niños más no con ellos.

Cada niño está absorto en su propio mundo privado y el habla es egocéntrica. Es decir, la función principal del habla en esta etapa es externalizar el pensamiento del niño en lugar de comunicarse con los demás.

Hasta el momento, el niño no ha comprendido la función social del lenguaje ni de las reglas.
Representación simbólica

Esta es la habilidad de realizar una acción – una palabra o un objeto – representar algo distinto de sí mismo. El lenguaje es quizás la forma más obvia de simbolismo que muestran los niños pequeños.

Sin embargo, Piaget (1951) sostiene que el lenguaje no facilita el desarrollo cognoscitivo, sino que simplemente refleja lo que el niño ya conoce y contribuye poco a la adquisición de nuevos conocimientos. Él creía que el desarrollo cognitivo promueve el desarrollo del lenguaje, no al contrario.

  • Representación simbólica
Esta es la habilidad de realizar una acción – una palabra o un objeto – representar algo distinto de sí mismo. El lenguaje es quizás la forma más obvia de simbolismo que muestran los niños pequeños.

Sin embargo, Piaget (1951) sostiene que el lenguaje no facilita el desarrollo cognoscitivo, sino que simplemente refleja lo que el niño ya conoce y contribuye poco a la adquisición de nuevos conocimientos. Él creía que el desarrollo cognitivo promueve el desarrollo del lenguaje, no al contrario.

  • Juego simbólico
A medida que el egocentrismo disminuye, los niños comienzan
a disfrutar de la compañía de otros niños
Los niños a esta edad a menudo pretenden ser personas que no son (por ejemplo, superhéroes, un bombero), y pueden representar estos roles con apoyos que simbolizan objetos de la vida real.  Los niños también pueden inventarse un compañero de juegos imaginario.

“En el juego simbólico, los niños pequeños avanzan en sus conocimientos sobre las personas, los objetos y las acciones y construyen así representaciones cada vez más sofisticadas del mundo” (Bornstein, 1996, p.293).

A medida que la etapa pre-operativa se desarrolla el egocentrismo disminuye y los niños empiezan a disfrutar de la participación de otros niños en sus juegos y “dejan de fingir” el juego se torna más importante.

Para que esto funcione, es necesario de algún modo que se regule las relaciones de cada niño con el otro y de dicha necesidad surge los orígenes de una orientación hacia los demás en términos de normas.

  • Animismo

Es la creencia de que los objetos poseen sentimientos.
Significa que los objetos están vivos, como por ejemplo,
la muñeca
Esta es la creencia de que los objetos inanimados tales como juguetes u objetos poseen sentimientos e intenciones humanas, en otras palabras, para el niño preoperacional de Piaget (1929) el animismo significa que el mundo natural está vivo, consciente y tiene un propósito.

Piaget identificó cuatro etapas del animismo:


  1. Hasta la edad de 4 a 5 años, el niño cree que casi todo está vivo y tiene un propósito.
  2. Durante la segunda etapa (5-7 años) sólo aquellos objetos que se mueven poseen un propósito.
  3. En la siguiente etapa (7-9 años), sólo los objetos que se mueven de forma espontáneamente se les atribuye que están vivos.
  4. En la última etapa (9-12 años), el niño comprende que sólo las plantas y los animales están vivos.
  • Artificialismo
Esta es la creencia de que ciertos aspectos del entorno son fabricados por personas, por ejemplo, nubes en el cielo.

  • Irreversibilidad: 
Esta es la incapacidad de invertir la direccionalidad de una secuencia de eventos a su punto de partida.


Limitaciones en el pensamiento del niño

Piaget enfocó la mayor parte de la descripción de esta etapa sobre las limitaciones en el pensamiento del niño, identificando una serie de tareas mentales que los niños parecen ser incapaces de realizar.

Estos incluyen la incapacidad de descentralización, conservación, seriación (incapacidad para entender que los objetos pueden ser organizados en una serie lógica u orden) y llevar a cabo tareas de inclusión.

Los niños en la etapa preoperacional son capaces de concentrarse en un solo aspecto o dimensión de los problemas (Centración). Por ejemplo, suponga que el niño organiza dos filas de bloques de tal manera que una fila de 5 bloques es más larga que una fila de 7 bloques.

Los niños preoperacionales generalmente pueden contar los bloques en cada fila y decirle el número contenido en cada uno.

Sin embargo, si usted pregunta qué fila tiene más, probablemente responderán que es aquella cuya longitud es más larga, porque no pueden centrarse simultáneamente en la longitud y el número.

Esta incapacidad para descentralizar contribuye al egocentrismo del niño preoperacional.

La Conservación es la comprensión de que algo permanece igual en cantidad, aunque su apariencia cambie.

Para ser más técnico, la conservación es la capacidad de entender que redistribuir el material no afecta su masa, número o volumen.

La capacidad de resolver este y otros problemas de “conservación" marca la transición a la siguiente etapa.

Entonces, ¿qué nos dicen estas tareas acerca de las limitaciones del pensamiento pre operacional en general?

Piaget sacó una serie de conclusiones relacionadas:


  1. La comprensión de estas situaciones es la "percepción limitada" del niño en esta etapa.  El cual es fácilmente moldeado por cambios en la apariencia de los materiales para concluir que un cambio ha ocurrido.
  2. El pensamiento está “centrado” en un aspecto de la situación. Los niños notan cambios en el nivel del agua o en la longitud de la arcilla sin notar que otros aspectos de la situación se han transformado simultáneamente.
  3. El pensamiento se centra más en los estados que en las transformaciones. Los niños no indagan lo que ha sucedido con los materiales y simplemente hacen un juicio intuitivo basado en cómo aparentan "ahora".
  4. El pensamiento es “irreversible” o sea el niño no puede apreciar que una transformación inversa devolvería la materia a su estado original.
La reversibilidad es un aspecto crucial del pensamiento lógico (operativo) de las etapas posteriores.

Conclusiones

Como conclusión personal, puedo decir que, esta etapa es la de los amigos imaginarios, las que se hacen amigos de su peluche, su muñeca o cualquier objeto, es la etapa del egocentrismo, la etapa del famoso "mío" que tanto dicen los niños a esta edad, su razonamiento aun es limitado, no sabrán cosas como longitud y cantidad. Juegan con objetos sustituyendo a otros, por ejemplo la escoba que se imaginan es un caballo, es la etapa también de la imaginación.

Hasta aquí el post, espero compartan., comenten, den +1 o clic a algún anuncio que les interese. 

Saludos

Referencias

0 comentarios:

Publicar un comentario