martes, 17 de abril de 2018

Etapa de las operaciones concretas de Piaget (7-11 años)

Posted by Emmanuel Urias on abril 17, 2018 with No comments

Etapa de operaciones concretas según Piaget


La etapa de operaciones concretas es la tercera en la teoría de Piaget. Va desde los 7 a los 11 años y es cuando la persona desarrolla el pensamiento organizado y racional, se adquieren las habilidades de conservación, es decir, pueden intuir que la misma cantidad de agua en un vaso mas ancho, parecerá que es menor, pero sigue siendo la mima cantidad. Tienen varios esquemas mentales como son: la clasificación, la serialización, la conservación, descentramiento y transitividad.

La etapa de operaciones concretas es la tercera en la teoría del desarrollo cognitivo de Piaget. Esta etapa dura alrededor de siete a once años de edad, se caracteriza por el desarrollo del pensamiento organizado y racional.

A lo largo de esta etapa, el sujeto tiene la capacidad de generar un pensamiento lógico, sin embargo no llega a ser abstracto. Al hablar de operaciones en esta  etapa, Piaget las reconoce como representaciones mentales de acciones que internamente parecen lógicas al sujeto.

El niño está ahora lo suficientemente maduro como para utilizar el pensamiento lógico o las operaciones (es decir, las reglas), pero sólo puede aplicar la lógica a los objetos físicos (por lo tanto, concreta operacional).

Los niños adquieren las habilidades de conservación (número, área, volumen, orientación) y reversibilidad. Sin embargo, aunque los niños pueden resolver los problemas de una manera lógica, normalmente no son capaces de pensar de forma abstracta o hipotética.

En esta etapa se demuestran las habilidades que aprendieron los niños durante su desarrollo. Entre esas capacidades están: el poder descifrar cosas que antes no entendían y la posibilidad de solucionar problemas a través del lenguaje. Asimismo, los infantes presentan sus argumentos sin ataduras, esto refleja el nivel de inteligencia que han obtenido durante su crecimiento.

La teoría de Piaget demuestra en la etapa de las operaciones concretas, que los niños pueden presentar una serie de variaciones en sus pensamientos.



Esta etapa ya no hace juicios en la apariencia de los objetos. Es por eso, que se crearon varios esquemas mentales que forman parte de cómo interpretan los niños lo que sucede a sus alrededores. Esas divisiones están formadas por las siguientes características:

  • Clasificación
  • Seriación
  • Conservación
  • Descentramiento
  • Transitividad

Clasificación

Es una serie de relaciones mentales a través de las cuales los objetos se reúnen por semejanzas, también se separan por diferencias

Seriación

Es una operación lógica, que a partir de un sistema de referencias permite establecer relaciones comparativas entre los elementos de un conjunto y ordenarlos según sus diferencias, ya sea en forma decreciente o creciente.



Consevación

Permanencia en cantidad o medida de sustancia u objetos aunque se cambie de posición y su forma varie.

Descentramiento

Se refiere a la capacidad de considerar varios aspectos de una situación.

Transitividad

Consiste en poder establecer deductivamente la relación existente entre dos elementos.

Hasta aquí el post queridos lectores, espero haya sido de su agrado, espero compartan, comenten, den +1 o clic a algún anuncio que les interese. 

Saludos


Referencias


jueves, 12 de abril de 2018

La memoria, funciones, tipos y trastornos

Posted by Emmanuel Urias on abril 12, 2018 with No comments

La memoria

La memoria humana es casi ilimitada, si fuera un disco duro podríamos almacenar aproximadamente 2.5 PB de información, podemos recordar conceptos complejos, como hablar, como escribir, olores, colores, sensaciones, sabores, etc, ademas de la capacidad de transmitir el conocimiento, hemos escuchado sobre la memoria a corto plazo, a largo plazo o la memoria sensorial, así como algunos trastornos como el Alzheimer o la Amensia, en este post hablaremos desde que es la memoria, las funciones, los tipos y los transtornos.

La memoria humana es nuestra capacidad de almacenar, procesar y recuperar información. Es una de las funciones más importantes de nuestro cerebro que surge de la conexión sináptica entre neuronas y se define como la capacidad de recordar.

Lo que comúnmente conocemos como memoria (recordar algo) suele ser un concepto general, porque se suele hablar de la memoria a largo plazo.

Las funciones de la memoria es almacenar, procesar y recuperar la información.

Si bien la memoria no es completa ni absoluta -de hecho, muchos de nuestros recuerdos son erróneos o distorsionados de la realidad-, la supervivencia de cada individuo depende de la capacidad de la memoria para recordar, por tanto, la importancia de la misma no debería ser subestimada. Para la supervivencia segura, un individuo debe recordar: quién es, quiénes son los otros, las experiencias pasadas, lo qué es peligroso y lo qué es seguro…

Sin un recuerdo del pasado, no podemos operar en el presente o pensar en el futuro, por tanto, una persona sin memoria podría ser comparada con un vegetal.


Funciones básicas de la memoria

Existen tres funciones básicas de la memoria que son las siguientes:
  • Codificación: Proceso a través del que la información es preparada antes de ser almacenada. La información puede ser codificada de diferentes formas: a través de imágenes, sonidos o experiencias.
  • Almacenamiento: Así se llama al proceso que sigue a la codificación; cuando la información ya ha sido codificada, ésta puede ser almacenada en la memoria a corto plazo o a largo plazo. 
  • Recuperación: Es el proceso final de la memoria, el que nos permite encontrar la información deseada en el momento que la necesitamos. A través del recuerdo podemos recuperar información de acontecimientos que fueron guardados en nuestra memoria en el pasado.

Tipos de memoria

Los distintos tipos de memoria tienen su forma particular de funcionamiento, pero todas cooperan en el proceso de memorización. La memoria nos ayuda a adaptarnos al entorno y nos marca para definir quiénes somos; nuestra identidad. Sin ella seríamos incapaces de aprender, ni podríamos darle sentido a nuestro alrededor ni a nosotros mismos. 

Pero, ¿qué tipos de memoria existen? ¿cuáles son las fases de la memoria? A continuación responderemos a estas preguntas y explicaremos cómo funciona la memoria humana y cómo ésta nos permite recordar sucesos, datos, experiencias y emociones que hemos vivido en el pasado.

Dentro de la complejidad de la memoria podemos encontrar tres tipos, con sus respectivas divisiones.

Memoria sensorial

La memoria sensorial tiene la capacidad de registrar por un breve lapso la información que percibimos mediante nuestros sentidos. Dentro de la memoria sensorial podemos identificar dos tipos: memoria ecoica y memoria icónica.
  • La memoria ecoica, también llamada sensorial auditiva, se encarga de almacenar por breves  instantes los primeros segmentos del estímulo auditivo; este tipo de memoria es la requerida para llevar a cabo una conversación y por ende para hablar.
  • La memoria icónica, también denominada sensorial visual, se encarga en conservar durante un breve periodo de tiempo las imágenes percibidas durante la fijación ocular. Esta memoria se encarga de captar el movimiento de las imágenes , y que las mismas permanezcan un tiempo en nuestra memoria antes que se desvanezcan.

Memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo o también denominada memoria operativa, retiene la información generada por el medio que nos rodea, pero con una capacidad limitada. La información obtenida desaparece en un lapso de hasta 45 segundos aproximadamente, a menos que esta sea  conservada en nuestra memoria con ayuda de la función de recuperación.

Según la teoría “lapsus de juicio absoluto” de  Miller, en la memoria a corto plazo sólo podemos almacenar siete ítems, con una variación de aproximadamente +/-2, esto se debe a que la memoria a corto plazo tiene una capacidad limitada para procesar los estímulos que han sido generados mediante la percepción de un elemento determinado.

En la psicología freudiana, la memoria a corto plazo sería referido como la mente consciente.

Una de las consecuencias más comunes de la memoria a corto plazo es la pérdida de los recuerdos (el olvido).

Este tipo de memoria se fragmenta en cuatro subcomponentes:

  • Bucle fonológico: es un sistema especializado que opera con información verbal, y permite mantener el habla interna que está implicada en la memoria a corto plazo.El bucle fonológico intervendría en la lectura o en el aprendizaje de un número de teléfono.
  • Agenda visuoespacial: Opera de manera similar al bucle fonológico, pero su función es el mantenimiento activo de información, pero en este caso con un formato de imágenes, viso-espacial. La agenda visuoespacial intervendría, por ejemplo, en el aprendizaje de un itinerario.
  • Almacén episódico: Este sistema integra información procedente de una variedad de fuentes, de manera que se crea una representación multimodal (visual, espacial y verbal) y temporal de la situación actual.
  • Sistema ejecutivo: Su función es el control y la regulación de todo el sistema de memoria operativa.

Memoria a largo plazo

Este tipo de memoria puede almacenar permanentemente la información. Dicha información está fuera de nuestra conciencia, pero puede ser llamada a la memoria de trabajo para ser utilizada cuando sea necesario. Este tipo de  memoria presenta una capacidad ilimitada para el almacenamiento de información.

En la psicología freudiana, la memoria a largo plazo sería referida como mente preconsciente o inconsciente.

Dentro de la memoria a largo plazo podemos encontrar varias divisiones: memoria declarativa, procedimental, episódica, semántica, explícita e implícita.

  • Memoria declarativa: Se encarga de almacenar información sobre los acontecimientos; por ej: nombres, fechas, etc.
  • Memoria procedimental: Es la encargada en almacenar el conocimiento de las habilidades motoras y de los procedimientos realizados en el entorno. Nos muestra recuerdos que hemos almacenado mediante la práctica;  por ej: como peinarnos, cómo escribir, etc.
  • Memoria episódica: Este tipo de memoria almacena (en ciertas ocasiones detalladamente) nuestras experiencias. Nos permite recordar vivencias y episodios ocurridos en un determinado lugar.
  • Memoria semántica: Este tipo de memoria almacena el conocimiento necesario para el uso del lenguaje, hechos relacionados con el  mundo y conocimientos generales que no están por lo general basados en experiencias propias, por ejemplo: un recuerdo de un lugar específico puede desencadenar recuerdos sobre cosas relacionadas que ocurrieron en esa ubicación.
  • Memoria implícita: Está almacena información en el inconsciente sobre hábitos, habilidades y nos permite de esta forma aprender a hacer ciertas cosas sin estar conscientes de ello. Por ej: andar en bicicleta.
  • Memoria explícita: A diferencia de la memoria implícita, con este tipo de memoria si sabemos que contamos con dicha información. La memoria explícita almacena información sobre hechos, aprendizajes y vivencias propias, de las que somos totalmente conscientes.
La capacidad de acceder y recuperar información de la memoria a largo plazo nos permite usar estas memorias para tomar decisiones, interactuar con otros y resolver problemas.

Tipos de memoria y sus divisiones

Trastornos de la memoria

Los trastornos de memoria son alteraciones que perturban la memoria del individuo, interfieren en su desarrollo psicológico y afectan sus actividades cotidianas. Estos trastornos pueden variar de leves a severos, pero todos son el resultado de algún tipo de daño neurológico en las estructuras cerebrales. Este daño dificulta el almacenamiento, la retención y la memoria de los recuerdos.

Hay diversos tipos de trastornos que afectan la memoria, pero no todos afectan las mismas estructuras. Entre los trastornos de memoria podemos encontrar: alzheimer, amnesia, hipermnesia, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, afasia de Wernicke, entre otros.

  • Alzheimer: El alzheimer es un trastorno de la memoria que surge con el envejecimiento. Este se caracteriza por la pérdida de memoria y otras habilidades del razonamiento como deterioro del lenguaje, confusión, cambios en el comportamiento y disminución del razonamiento.
  • Amnesia: Amnesia es una condición en la cual la memoria se altera o se pierde por un corto o largo período de tiempo. Quienes sufrieron de amnesia, en ocasiones ya no vuelven a recobrar esos recuerdos perdidos por lo que que pierden una parte de su pasado.
  • Hipermesia: La hipermnesia es definida como una exaltación anormal e incontrolable de la memoria, generada por el intento de recuperar un recuerdo. Quienes padecen esta condición presentan una capacidad de recuerdo superior al resto de las personas y son capaces de recordar información de forma muy detallada.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad: El Trastorno por déficit de atención e hiperactividad se encuentra caracterizado por la incapacidad de mantener la atención, inquietud, impulsividad y problemas en  la organización tareas. Este trastorno afecta la parte de la memoria encargada en la concentración.
  • Afasia de Wernicke: La afasia de Wernicke también conocida como afasia sensorial o afasia receptiva, es una afección neurológica en el lenguaje oral. Este trastorno se caracteriza por la falta de comprensión del lenguaje, la falta de memoria del mismo y la verborragia.

Se cree que la memoria humana puede almacenar 2.5 PB de información, lo que equivaldría a tres millones de horas de horas de programación. Sería mas o menos dejar encendido el televisor durante 300 años para agotar el almacenamiento, a diferencia de las horas de televisión que es solo vídeo, el cerebro almacena olores, sabores, sensaciones, etc., que la televisión no podría igualar.

Hasta aquí el post, espero haya sido de su agrado, si así fue compartan, comenten, opinen, den +1 o clic a algún anuncio que les interese.

Saludos


Referencias

viernes, 6 de abril de 2018

Etapa preoperacional de Jean Piaget (2-7 años)

Posted by Emmanuel Urias on abril 06, 2018 with No comments
Buenas tardes queridos lectores, en un post anterior les esribí sobre la primer etapa del desarrollo según Piaget, que era la etapa Sensorio-motriz, el día de hoy les escribiré sobre la segunda etapa: "Etapa preoperacional", esta etapa se caracteriza por el egocentrismo del niño, es decir, el niño cree que los objetos inanimados son igual que el, es decir que pueden ver, oir, sentir, o la creencia de que todos piensan igual que él, pero veamos de que trata esta etapa que va desde los 2 a los 7 años.

Etapa preoperacional


Comienza cuando se ha comprendido la permanencia de objeto, y se extiende desde los dos hasta los siete años.

Durante esta etapa, los niños aprenden cómo interactuar con su ambiente de una manera más compleja mediante el uso de palabras y de imágenes mentales. Esta etapa está marcada por el egocentrismo, o la creencia de que todas las personas ven el mundo de la misma manera que él o ella.

También creen que los objetos inanimados tienen las mismas percepciones que ellos, y pueden ver, sentir, escuchar, etc. Un segundo factor importante en esta etapa es la conservación de la cantidad, que es la capacidad para entender que la cantidad no cambia cuando la forma cambia. Es decir, si el agua contenida en un vaso corto y ancho se vierte en un vaso alto y fino, los niños en esta etapa creerán que el vaso más alto contiene más agua debido solamente a su altura.

Esto es debido a que se centran en sólo un aspecto del objeto, por ejemplo la altura, sin tener en cuenta otros aspectos como la anchura.

Otro logro importante de esta etapa la reversibilidad del pensamiento, es decir, poder realizar operaciones o pensamientos de forma inversa. Por ejemplo son capaces de resolver problemas como: “Si yo tengo un número de canicas en una caja y al añadir 3 obtengo 7 canicas ¿cuántas tenía inicialmente?”

Durante esta etapa, los niños comienzan a participar en el juego simbólico y aprenden a manipular los símbolos. Sin embargo, Piaget señaló que aún no entienden la lógica concreta.  El desarrollo del lenguaje es otras de sus características.

El pensamiento del niño durante este estadio es pre operacional. Esto significa que el niño aun es capaz de usar la lógica o transformar, combinar o separar ideas, al no entender la lógica concreta, los niños aun no son capaces de manipular la información mentalmente y de tomar el punto de vista de otras personas.

El desarrollo del niño consiste básicamente en construir experiencias acerca del mundo a través de la adaptación e ir avanzando hacia la etapa (concreta) en la cual puede utilizar el pensamiento lógico.

Al final de esta etapa los niños pueden representar mentalmente eventos y objetos (la función semiótica), y participar en el juego simbólico.

Los niños se vuelven cada vez más expertos en el uso de símbolos, como lo demuestra el aumento del juego y la simulación.

Por ejemplo, un niño es capaz de emplear un objeto para representar algo más, como pretender que una escoba es un caballo.

El juego de roles también es importante durante la etapa preoperacional. Los niños suelen desempeñar los papeles de “mamá”, “papá”, “médico” y muchos otros personajes.

Piaget dividió esta etapa en dos formas:

La primera, que va desde los dos a los cuatros años de edad, que comprende el lenguaje en la que se expresan los niños y forma parte de las distorsiones que este hace para satisfacer sus fantasías.

La segunda, que va desde los cuatro a los siete años, esta aparece en el pensamiento del niño, lo que hace que sus intuiciones y su forma de ver las cosas sean la verdad absoluta de lo que está percibiendo.

Características de la etapa preoperacional


  • Centración
Esta es la tendencia a concentrarse en un solo aspecto de un objeto o situación a la vez.  Cuando un niño es capaz de desplazar su atención en más de un aspecto de una situación al mismo tiempo es que ya ha alcanzado la capacidad de descentrarse.

Durante esta etapa los niños tienen dificultades para pensar en más de un aspecto de cualquier situación al mismo tiempo; además, tienen dificultades para descentrarse en situaciones sociales, a pesar que ya sean capaces de realizarlo en contextos no sociales.

  • Egocentrismo
El pensamiento y la comunicación de los niños son típicamente egocéntricos (es decir, gira sobre sí mismos). Egocentrismo se refiere a la incapacidad del niño para ver una situación desde el punto de vista de otra persona.


Según Piaget, el niño egocéntrico asume que otras personas ven, oyen y sienten exactamente lo mismo que él ve, oye y siente.

  • Juego
Al iniciar esta etapa a menudo se observa que los niños juegan en paralelo. Es decir que a menudo juegan en la misma habitación que otros niños, pero sin interactuar, o sea, juegan junto a otros niños más no con ellos.

Cada niño está absorto en su propio mundo privado y el habla es egocéntrica. Es decir, la función principal del habla en esta etapa es externalizar el pensamiento del niño en lugar de comunicarse con los demás.

Hasta el momento, el niño no ha comprendido la función social del lenguaje ni de las reglas.
Representación simbólica

Esta es la habilidad de realizar una acción – una palabra o un objeto – representar algo distinto de sí mismo. El lenguaje es quizás la forma más obvia de simbolismo que muestran los niños pequeños.

Sin embargo, Piaget (1951) sostiene que el lenguaje no facilita el desarrollo cognoscitivo, sino que simplemente refleja lo que el niño ya conoce y contribuye poco a la adquisición de nuevos conocimientos. Él creía que el desarrollo cognitivo promueve el desarrollo del lenguaje, no al contrario.

  • Representación simbólica
Esta es la habilidad de realizar una acción – una palabra o un objeto – representar algo distinto de sí mismo. El lenguaje es quizás la forma más obvia de simbolismo que muestran los niños pequeños.

Sin embargo, Piaget (1951) sostiene que el lenguaje no facilita el desarrollo cognoscitivo, sino que simplemente refleja lo que el niño ya conoce y contribuye poco a la adquisición de nuevos conocimientos. Él creía que el desarrollo cognitivo promueve el desarrollo del lenguaje, no al contrario.

  • Juego simbólico
A medida que el egocentrismo disminuye, los niños comienzan
a disfrutar de la compañía de otros niños
Los niños a esta edad a menudo pretenden ser personas que no son (por ejemplo, superhéroes, un bombero), y pueden representar estos roles con apoyos que simbolizan objetos de la vida real.  Los niños también pueden inventarse un compañero de juegos imaginario.

“En el juego simbólico, los niños pequeños avanzan en sus conocimientos sobre las personas, los objetos y las acciones y construyen así representaciones cada vez más sofisticadas del mundo” (Bornstein, 1996, p.293).

A medida que la etapa pre-operativa se desarrolla el egocentrismo disminuye y los niños empiezan a disfrutar de la participación de otros niños en sus juegos y “dejan de fingir” el juego se torna más importante.

Para que esto funcione, es necesario de algún modo que se regule las relaciones de cada niño con el otro y de dicha necesidad surge los orígenes de una orientación hacia los demás en términos de normas.

  • Animismo

Es la creencia de que los objetos poseen sentimientos.
Significa que los objetos están vivos, como por ejemplo,
la muñeca
Esta es la creencia de que los objetos inanimados tales como juguetes u objetos poseen sentimientos e intenciones humanas, en otras palabras, para el niño preoperacional de Piaget (1929) el animismo significa que el mundo natural está vivo, consciente y tiene un propósito.

Piaget identificó cuatro etapas del animismo:


  1. Hasta la edad de 4 a 5 años, el niño cree que casi todo está vivo y tiene un propósito.
  2. Durante la segunda etapa (5-7 años) sólo aquellos objetos que se mueven poseen un propósito.
  3. En la siguiente etapa (7-9 años), sólo los objetos que se mueven de forma espontáneamente se les atribuye que están vivos.
  4. En la última etapa (9-12 años), el niño comprende que sólo las plantas y los animales están vivos.
  • Artificialismo
Esta es la creencia de que ciertos aspectos del entorno son fabricados por personas, por ejemplo, nubes en el cielo.

  • Irreversibilidad: 
Esta es la incapacidad de invertir la direccionalidad de una secuencia de eventos a su punto de partida.


Limitaciones en el pensamiento del niño

Piaget enfocó la mayor parte de la descripción de esta etapa sobre las limitaciones en el pensamiento del niño, identificando una serie de tareas mentales que los niños parecen ser incapaces de realizar.

Estos incluyen la incapacidad de descentralización, conservación, seriación (incapacidad para entender que los objetos pueden ser organizados en una serie lógica u orden) y llevar a cabo tareas de inclusión.

Los niños en la etapa preoperacional son capaces de concentrarse en un solo aspecto o dimensión de los problemas (Centración). Por ejemplo, suponga que el niño organiza dos filas de bloques de tal manera que una fila de 5 bloques es más larga que una fila de 7 bloques.

Los niños preoperacionales generalmente pueden contar los bloques en cada fila y decirle el número contenido en cada uno.

Sin embargo, si usted pregunta qué fila tiene más, probablemente responderán que es aquella cuya longitud es más larga, porque no pueden centrarse simultáneamente en la longitud y el número.

Esta incapacidad para descentralizar contribuye al egocentrismo del niño preoperacional.

La Conservación es la comprensión de que algo permanece igual en cantidad, aunque su apariencia cambie.

Para ser más técnico, la conservación es la capacidad de entender que redistribuir el material no afecta su masa, número o volumen.

La capacidad de resolver este y otros problemas de “conservación" marca la transición a la siguiente etapa.

Entonces, ¿qué nos dicen estas tareas acerca de las limitaciones del pensamiento pre operacional en general?

Piaget sacó una serie de conclusiones relacionadas:


  1. La comprensión de estas situaciones es la "percepción limitada" del niño en esta etapa.  El cual es fácilmente moldeado por cambios en la apariencia de los materiales para concluir que un cambio ha ocurrido.
  2. El pensamiento está “centrado” en un aspecto de la situación. Los niños notan cambios en el nivel del agua o en la longitud de la arcilla sin notar que otros aspectos de la situación se han transformado simultáneamente.
  3. El pensamiento se centra más en los estados que en las transformaciones. Los niños no indagan lo que ha sucedido con los materiales y simplemente hacen un juicio intuitivo basado en cómo aparentan "ahora".
  4. El pensamiento es “irreversible” o sea el niño no puede apreciar que una transformación inversa devolvería la materia a su estado original.
La reversibilidad es un aspecto crucial del pensamiento lógico (operativo) de las etapas posteriores.

Conclusiones

Como conclusión personal, puedo decir que, esta etapa es la de los amigos imaginarios, las que se hacen amigos de su peluche, su muñeca o cualquier objeto, es la etapa del egocentrismo, la etapa del famoso "mío" que tanto dicen los niños a esta edad, su razonamiento aun es limitado, no sabrán cosas como longitud y cantidad. Juegan con objetos sustituyendo a otros, por ejemplo la escoba que se imaginan es un caballo, es la etapa también de la imaginación.

Hasta aquí el post, espero compartan., comenten, den +1 o clic a algún anuncio que les interese. 

Saludos

Referencias