miércoles, 12 de julio de 2017

¿Qué es el intelectualismo?

Posted by Emmanuel Urias on julio 12, 2017 with No comments
Intelectualismo
Ya vimos en post anteriores que El racionalismo y El empirismo son antagónicos; pero siempre que suceden antagonismos surgen intentos de mediar entre ellos. Uno de esos intentos de mediación es una dirección epistemológica es El intelectualismo. El racionalismo considera que el pensamiento es la causa y fundamento del conocimiento, mientras que el empirismo se basa en la experiencia. El intelectualismo sostiene que ambos aspectos intervienen en la producción del conocimiento. Junto con el racionalismo, el intelectualismo sostiene que existen juicios lógicamente necesarios y universalmente
válidos, que se establece sobre la base no solamente de objetos ideales, lo que también es admitido por el empirismo, sino también sobre objetos reales. El racionalismo considera que los elementos básicos de tales juicios, los conceptos, son un patrimonio a priori de la razón, y el intelectualismo los deriva de la vivencia práctica, los "lee" en la experiencia; de donde se deriva su nombre intelligere (leer interiormente). Su principal axioma es la proposición anteriormente citada (no hay nada en el intelecto que no haya estado antes en los sentidos). También el empirismo, recurre con frecuencia al mismo axioma; sin embargo, el empirismo busca mas bien expresar que en el entendimiento no puede haber mas que los datos que surgen de la experiencia, sin que se formen elementos diferentes. El intelectualismo propone lo contrario: además de las representaciones intuitivas sensibles existen los conceptos, mismos que no proceden de la intuición; pero son contenidos de la conciencia y son correlativos a las imágenes de manera genética, pues se producen por la experiencia. De este modo, la experiencia y el pensamiento juntos forman la base del conocimiento humano.

Este punto de vista epistemológico ha sido ya desarrollado en la antigüedad, principalmente con Aristóteles, quien llega a una especial síntesis entre el empirismo y el racionalismo. Como discípulo de Platón, Aristóteles se encuentra profundamente influenciado por el racionalismo; aunque por razones de cultura se inclina por el empirismo, de manera que tiende a buscar una síntesis entre el racionalismo y el empirismo, lo que pretendió lograr de la siguiente manera: Por su orientación empírica  coloca al mundo platónico de las Ideas, dentro de una realidad sensible, empírica; las Ideas ya no conforman ese mundo suprasensible; ya no se encuentran más allá de las cosas concretas, sino dentro de ellas. Las Ideas, entonces, son las formas esenciales de las cosas; representan el núcleo racional de las cosas, mismas que son envueltas por un conjunto de propiedades empíricas. A partir de esta propuesta matafísica, Aristóteles busca resolver el problema del conocimiento: Si las ideas se encuentran inmersas en las cosas, no hay razón alguna para una contemplación ultraterrena de las mismas, como dice Platón, por otro lado, la experiencia se convierte en un proceso fundamental, en la base misma de todo conocimiento. Es por medio de los sentidos que obtenemos las imágenes de los objetos concretos, y en estas imagenes se encuentra la esencia de la cosa: la Idea, el conocer significa extraer dicha esencia, lo que se logra por medio de una facultad especial de la conciencia humana, el nus patheticós: el "entendimiento real o agente", a lo que se refiere Aristóteles como una "obra de la luz", porque ilumina, vuelve transparentes las imágenes sensibles, de manera que podemos observar en ellas la esencia general, la Idea; esta es recibida por el nus patheticós, como forma de entendimiento positivo o contemplativo, que permite la realización del conocimiento.

Santo Tomás de Aquino
En la Edad Media se desarrollo esta teoría principalmente por Santo Tomás de Aquino, cuya tesis fundamental establece que "el conocimiento de nuestro entender es el producto de los sentidos". Para Santo Tomás se comienza por recibir imágenes concretas de las cosas sensibles; a partir de esto, existe un "entendimiento activo" (intellectus agens), que extrae de la "imágenes esenciales" (species intelligibles): el "entendimiento potencial" (intellectus posibilis) recibe estas impresiones y procede a juzgar sobre las cosas. Formados así los conceptos esenciales, por medio de otras operaciones del entendimiento, se obtienen conceptos supremos y generales, como los que se contienen en las leyes lógicas del pensamiento (por ejemplo, los principios del ser y no ser que son propios del principio de contradicción). De igual manera los principios supremos del conocimiento radican originalmente en la experiencia, pues representan relaciones que existen entre otros conceptos que proceden de la experiencia. Siguiendo a Aristóteles, Santo Tomás declara que "el conocimiento de los principios se nos da por medio de la experiencia" (cognitio principorum provenit nobis ex sensu)

0 comments:

Publicar un comentario